24 C
Mexico
miércoles, octubre 28, 2020

Un país en transición

Columna: Utopías Objetivas

Por: Jorge Félix Calva Cano


Licenciado en Filosofía e Historia de las Ideas, y Estudiante de Derecho por la UACM, curso la Maestría en Administración Publica. Entre otras actividades soy conferencista, gestor y promotor cultural.

Recientemente el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, hizo referencia al suceso histórico que vivió Francisco I. Madero cuando intentó sumar al ejercito de Zapata a las tareas de consolidar un gobierno democrático, “Una vez le invitó Madero a Zapata a que lo acompañara a los baños termales en Tehuacán y estaban hablando y buscando la paz; llegar a un acuerdo sobre el tema agrario. Por otra parte estaba el gobierno interino de León de la Barra dedicado a romper esa alianza, al grado de que están hablando Madero y Zapata e irrumpe el ejército para enfrentar a los zapatistas.” Estos recuerdos los mencionó el presidente de México haciendo análisis de los procesos electorales que se avecinan y del proceso complicado de construcción de la 4T, al existir más ataques de la prensa que en sexenios pasados.

México venía de una dictadura de 30 años con Porfirio Diaz, la injusticia, el corporativismo, la amanezca, el clientelismo. Eran indicios de que el país estaba sumergido en características propias de los gobiernos dictadores, como consecuencia el descontento empezó a tener cause en la organización popular, por un lado villistas, por otro zapatistas, y también procesos institucionales de cambio como el que encabezó Francisco I. Madero que en 1910 al competir en la elección para presidente, sufrió un fraude electoral que puso en relección a Porfirio Diaz. 

Aún cuando Diaz apelaba a la participación del pueblo, sus acciones eran distintas, así lo documenta el gobierno de México: “He esperado pacientemente que llegue el día en que el pueblo de la República mexicana esté preparado para escoger y cambiar sus gobernantes en cada elección, sin peligro de revoluciones armadas, sin lesionar el crédito nacional y sin interferir con el progreso del país. Creo que, finalmente, ese día ha llegado”.

Porfirio Díaz engañó al pueblo de México con falsas alusiones a la democracia y después del fraude electoral de 1910, su adversario Francisco I. Madero decidió levantarse en armas y formalizar la Revolución Mexicana, el objetivo principal: derrocar al gobierno de Díaz e instaurar una república democrática que incluyera las demandas de los sectores populares, así lo registra la historia cuando Madero redacta el Plan de San Luis, que en resumen es el proyecto de cambio.

Al parecer la historia se ha repetido, algunos acontecimientos siguen los mismos patrones, ejemplo de ello es cómo la dictadura de Porfirio Díaz se puede comparar con los gobiernos neoliberales de los sexenios pasados, que aunque hayan cambiado de partidos políticos, seguían manteniendo la misma estructura política y el entreguismo de nuestros recursos a sectores privados. También se puede comparar como la  llegada de un gobierno democrático se ve vuelve más complejo al momento de tomar decisiones que perjudican a quienes estaban anteriormente en el poder, es decir a los neoliberales, quienes aprovecharan la confusión y la transición para promover el descontento, la crítica y con ello, la división en el pueblo para que el gobierno democrático pierda poder social y por lo tanto no se pueda sostener. Es por ello que los neoliberales le apuestan a dos frentes de lucha; al desprestigio y a la violencia, por una parte el primero promueve el odio al gobierno legítimo y entonces la segunda se vuelve una consecuencia de la primera. Así también lo detalló Andrés Manuel en la conferencia matutina del 14 de octubre del 2020: “Los conservadores porfiristas se encargaron de alejar a Madero del pueblo”. Podemos hacer más analogías, desde un partido Morena golpeteado internamente, un gobierno federal golpeado mediáticamente, empresarios, políticos e intelectuales haciendo alianzas para crear confusión y división social. Todo esto es mucho escándalo aunque sean pocos actores que juegan como oposición, le apuestan a que el tiempo y el dinero les haga sumar a más personas que vean por sus intereses particulares. No obstante lo que nos deja de reflexión esta lectura es que al igual que en 1910, estamos viviendo una transición, una revolución que debe ser aprovechada y defendida, estamos viviendo cambios que no podemos dejar ir como en el pasado y ahora es momento de reivindicar aquellos ideales zapatistas, villistas, magonistas y maderistas.

Síguelo en:

Twitter: @J_Felix_Mx     

FB: @jorgefelix.canocalva

COLUMNA ANTERIOR: México ya estaba dividido

Related Articles

Gobernadores en rebelión se apuntan para consulta sobre salida de pacto fiscal

La opción de romper el pacto fiscal federal ya contempla incluso la posibilidad de celebrar una consulta popular para decir si se continúa o no.

Primavera Latinoamericana

Siglos de sangre fueron derramados para que América muestre señales de soberanía al resto del mundo, explica en su columna de hoy @hegel_hendrix.

Lo que es el Obradorismo

La 4T es un movimiento de transformación de conciencias, ideologías, de régimen nuevo que encuentra el sentido del poder de gobernar, en palabras de @cuauhpilli_4T.

Stay Connected

20,829FansMe gusta
2,403SeguidoresSeguir
16,700suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

Gobernadores en rebelión se apuntan para consulta sobre salida de pacto fiscal

La opción de romper el pacto fiscal federal ya contempla incluso la posibilidad de celebrar una consulta popular para decir si se continúa o no.

Primavera Latinoamericana

Siglos de sangre fueron derramados para que América muestre señales de soberanía al resto del mundo, explica en su columna de hoy @hegel_hendrix.

Lo que es el Obradorismo

La 4T es un movimiento de transformación de conciencias, ideologías, de régimen nuevo que encuentra el sentido del poder de gobernar, en palabras de @cuauhpilli_4T.

El camino que traza Latinoamérica

Latinoamérica vivió uno de los fines de semana más significativos del año: Chile votó el plebiscito y Bolivia eligió gobierno tras el golpe de Estado, en palabras de: Lucía Deblock.

Palabra

La política nace como una forma de dirimir los asuntos públicos, en palabras de @FilipoOcadiz.