24 C
Mexico
domingo, enero 17, 2021

NUESTRA HUELLA ECOLÓGICA SIN ECO EN LOS PARTIDOS POLÍTICOS

Por: Luis Tovar

Dirigente en la CDMX de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, CODUC A.C.

Respecto a la defensa del medio ambiente en nuestro país hay dos realidades: Gobiernos de todos los niveles rebasados y sin políticas públicas claras, contundentes y con resultados medibles y verificables por un lado, y por el otro una sociedad civil organizada a la que los actores políticos menosprecian pero que no dejan de luchar por preservar el planeta. Entre ambas realidades destaca el desdén de los partidos políticos para incluir en sus declaraciones de principios o plataformas electorales, los temas relacionados con la defensa del medio ambiente en toda su acepción. Diariamente observamos cómo los partidos políticos rehúyen el compromiso social en favor del planeta, por el contrario, ni siquiera en el papel lo contemplan.

Como señalamos en la entrega anterior, a nuestro país le urge un cambio radical en cuanto a la política pública por el medio ambiente, aún cuando esta no puede quedar solo en manos del gobierno que evidentemente se ve rebasado en la materia. Es claro que la sociedad civil organizada es quien ha abanderado esta causa con conciencia y el anhelo de un mundo mejor, allegándose de especialistas e investigadores sobre el tema; es importante destacar el esfuerzo de colectivos regionales, varios con impacto internacional, que mantienen su autonomía y les permite incidir muchas veces en temas trascendentales sobre el medio ambiente sustentable. Esa realidad de la que hasta ahora han estado completamente ajenos todos los partidos políticos, nos lleva a reflexionar que dentro de las nuevas opciones políticas se debe impulsar un partido convencido de la necesidad de promover acciones favorables por el agua, la tierra, el aire y los recursos minerales, en pocas palabras un verdadero partido verde.

Por ejemplo en México, muchos de estos colectivos hemos denunciado infinidad de veces lo risible que resulta el actuar del PVEM y su preocupación por impulsar centros turísticos mediante la devastación de manglares, así como la hipocresía política con la que se conducen en el acontecer político. Sin embargo, para fortuna de nuestra democracia y de quiénes realmente dedican su vida a reivindicar los movimientos ecologístas, este partido parece llegar a su fin a pesar de sus intentos desesperados por aliarse a MORENA para las elecciones del 2021.

Insistimos en afirmar que la defensa del medio ambiente no es un tema menor, no debe serlo cuando la humanidad atraviesa por una enorme crisis ambiental, nuestra huella ecológica se ha traducido en la pérdida de recursos, el consumismo voraz y las formas de explotación de la tierra, los mares, los minerales, los hidrocarburos, en fin, la explotación devastadora del mundo en que vivimos, que nos está llevando a perder nuestra casa, nuestro mundo. De ahí que el vacío que dejan los partidos políticos sobre este tema fundamental es urgente de llenar  y así, propiciar la protección sustentable de los recursos naturales que en México constituyen una gran riqueza, ocupando el sexto lugar a nivel mundial en cuanto a diversidad biológica.

Pero, ¿Qué es nuestra huella ecológica? Pues bien, sabemos que en el contexto económico medimos la riqueza de un pueblo a partir de su Producto Interno Bruto (PIB), sin embargo, para completar la información económica necesitamos realizar un equilibrio en el que se refleje producto, medio ambiente y desarrollo social, a esto le llamamos indicador biofísico de sostenibilidad. Con esta forma de “medir nuestro bienestar” estaríamos integrando el conjunto de elementos que impactan en las comunidades humanas sobre el entorno, no únicamente considerando los recursos que explotamos, también intervienen los residuos que generamos, es decir, la superficie ecológicamente productiva, así como la necesidad de absorber los residuos que genera.

Para decirlo de manera sencilla: mientras continuemos explotando los recursos y dejemos que otros se encarguen de nuestros residuos, estaremos deteriorando cada día más este territorio y se convertirá en una situación insostenible que a larga (y no precisamente en mucho tiempo) atraerán graves problemas de salud, escasez de alimentos, deterioro de la tierra, contaminación de cuerpos de agua y mares e incluso la extinción de especies.

Las investigaciones científicas, los convenios y las políticas internacionales, las organizaciones de la sociedad dedicadas a la protección del medio, los discursos ecologistas, las novelas y películas futuristas y apocalípticas, entre otros cientos de recursos que tenemos a la mano para saber y conocer la situación en la que nos encontramos, deberían ser un llamado a la conciencia de todos los sectores para defender la tierra. Por esa razón, debemos tomar consciencia de cuál es nuestra propia huella ecológica con toda la información que se genera, aunque medirla de nada servirá, si imperan las dificultades o la falta de interés por legislar de manera favorable y consciente sobre el tema y diseñar políticas públicas comprometidas con el ambiente. Es claro: actualmente el común denominador es el impulso de políticas inmediatistas que sólo dejan beneficio a corto plazo y no precisamante para el ambiente, sino que exclusivamente se traducen en acciones electoreras.

Así es nuestro panorama en México, por eso tenemos que insistir en el análisis de experiencias de otras latitudes en las que partidos verdes impulsan formas distintas de desarrollarnos. Un claro ejemplo se presenta en Europa donde los partidos promueven beneficios fiscales a industrias que cuenten con energías limpias o que promueven el manejo de residuos sólidos de manera sostenible.

De las agrupaciones que obtuvieron su registro como nuevos partidos políticos nacionales, solo Encuentro Solidiario plasmó en su estatuto y declaración de principios la defensa del medio ambiente, el desarrollo rural sustentable y la reivindicación de los pueblos indígenas. Por eso, para las próximas elecciones pensemos en las propuestas de los candidatos que hayan hecho ya cosas en favor de nosotros y del planeta. La alternativa ahí está, tocará a la ciudadanía el rumbo a seguir.

Síguelo en:
Twitter: @tovarluisaldf

COLUMNA ANTERIOR: A MÉXICO LE URGE UN PARTIDO SOLIDARIO CON EL AMBIENTE

Related Articles

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

ABORTO LEGAL, UN DERECHO FUNDAMENTAL DE TODAS LAS MUJERES.

Los abortos clandestinos son la cuarta causa de muerte materna en nuestro país. En datos del Centro de Derechos Reproductivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

8,324FansMe gusta
72,395SeguidoresSeguir
44,800suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Ultimos Artículos

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

ABORTO LEGAL, UN DERECHO FUNDAMENTAL DE TODAS LAS MUJERES.

Los abortos clandestinos son la cuarta causa de muerte materna en nuestro país. En datos del Centro de Derechos Reproductivos.

Motivación: combustible para el desarrollo social

Observar a alguien con destreza es inspirador. Así se contagia la motivación, haciendo lo que se ama.

2021: Doce conmemoraciones para irrumpir en el presente.

El año 2021 marca la llegada de un nuevo quinto centenario, pero ¿hay algo que festejar?