33 C
Mexico
jueves, abril 15, 2021

Los de abajo

Columna: Psico Digital


Por: Hegel Rivera


Pasante de psicología perteneciente a la Sociedad de Psicólogas y Psicólogos de México. Con un pensamiento que abarca la neuropsicología clínica, la terapia sistémica y la psicología transpersonal. Editor y redactor en neuropsitio.

 

Ha pasado poco más de un siglo desde que Mariano Azuela plasmó su percepción de la realidad con la novela “Los de abajo”. La materialización de las causas revolucionarias fue lenta y revuelta. Entre tanta traición y confusión, no fue sino hasta finales de los 30´s cuando la sociedad parecía tomar rumbo firme hacia la autonomía de los recursos nacionales. Parece increíble que prácticamente en vísperas del centenario de “Los de abajo”, estuvieran al cargo del país personas que trataron de sepultar aquella esperanza nacida bajo el sueño de la expropiación petrolera.

 

Aunque los de abajo eran la mayoría, los pocos al mando vivían en un sistema capaz de mantener en los límites la resistencia de los cuantiosos débiles. El aumento progresivo de responsabilidades laborales aunado a la necesidad humana por mejores condiciones en el trabajo, fue la causa del aumento de presión en el ambiente durante décadas. Los estudiantes han sido uno de los sectores más vulnerables en el contexto. Las personas sin importar su nivel jerárquico iban renovándose generación tras generación, pero las familias privilegiadas conservaban la misma posición.

 

Las familias económicamente poderosas (burguesía), han conservado su fuerza en gran medida. Con el paso de los siglos, las ventajas de nacer en una familia importante convirtieron a las aristocracias en oligarquías; ahí fue donde verdaderamente comenzó el círculo vicioso que llevaría a México, por ejemplo, a la absoluta desigualdad.

 

El día de hoy es difícil imaginar al partido político más longevo del país entre debates, especialmente con ese parasitismo que se consolidó entre las televisoras y contenidos basura que acentuaban la discriminación. La falta de cultura no solo se reflejó en el proletariado por carencia de tiempo y recursos para cultivarse, los grandes conocedores aristócratas olvidaron cultivar la cómoda vida de su descendencia, estancándolos por demás en la estética. Gracias a ello es que la Dictadura Perfecta logró crear el mejor ejemplo sobre los acontecimientos políticos durante largo tiempo. El resultado fue un pueblo que trató de informarse y organizarse mediante las redes sociales, mismas que la oligarquía consideraba el siguiente peldaño a la involución desinformada de la sociedad (infodemia), que ya de por sí ha permeado en la televisión durante mucho tiempo con chistes que ridiculizan y minimizan a los de abajo.

 

Los cambios sociales y culturales son los que toman más tiempo. Un siglo es una eternidad que difícilmente contará una persona. Este obstáculo a los intereses personales es el que continúa ralentizando los cambios tan necesarios en un país “subdesarrollado”. Pasaron 50 años desde la masacre ocurrida en Tlatelolco hasta que hubo elecciones vigiladas por el instituto ciudadano (nótese que no es INE). Cien años desde que los de abajo eran pisoteados por injusticias para comenzar a ser ellos los que pisotean a las injusticias.

 

Cuando sucede un conflicto entre conglomerados el ganador se reconoce entre los ganadores; lo mismo ocurre con los perdedores. Los que hasta antes del 2018 disfrutaban de sus privilegios, ahora se identifican con los perdedores. El problema es que las diferencias entre vencedores y vencidos se hizo abismal año con año, al punto en que los predilectos del sistema económico mezclan un discurso de lástima por ser ahora los vencidos, también de clasismo y racismo, mientras los desfavorecidos piden trato digno a su persona y se sienten parte de una nación que apenas comienzan a ajustar a su manera, al mando del timón.

 

Síguelo en:

Twitter: @hegel_hendrix @Neuropsitio

FB: Hegel Rivera, Neuropsitio [email protected]

 

Columna anterior:

Revolución Digital: descendencia de la Revolución Industrial

 

 


Related Articles

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

8,324FansMe gusta
72,395SeguidoresSeguir
44,800suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Ultimos Artículos

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

ABORTO LEGAL, UN DERECHO FUNDAMENTAL DE TODAS LAS MUJERES.

Los abortos clandestinos son la cuarta causa de muerte materna en nuestro país. En datos del Centro de Derechos Reproductivos.

Motivación: combustible para el desarrollo social

Observar a alguien con destreza es inspirador. Así se contagia la motivación, haciendo lo que se ama.