32 C
Mexico
lunes, noviembre 23, 2020

José Revueltas en Cuba

Por: René González

José Revueltas fue siempre congruente con el internacionalismo y con la idea que punzó su corazón: Lograr la revolución socialista a favor de los oprimidos en todos los rincones del mundo. Entre el verano y el otoño de 1961 el novelista y militante mexicano tuvo una estancia de aprendizaje y colaboración en la Cuba revolucionaria de Fidel Castro y el Che Guevara.

De aquellas jornadas -en la isla donde la utopía irradiaba con fuerza por la revolución que derrotó al dictador Fulgencio Batista apenas el 1° de enero de 1959-, compartimos algunas estampas que el propio escritor heredó a través de su diario. Cartas, y el testimonio de su hija cubana Moura Revueltas Agüero.

A manera de homenaje por el aniversario del natalicio de Revueltas, el 20 de noviembre de 1914.

  1. Diario de Cuba

Un taciturno Revueltas miraba el mar desdibujarse en los contornos de La Habana el 19 de mayo de 1961, cuando escribió en su Diario de Cuba (publicado en Las evocaciones requeridas):

“Es la Habana revolucionaria, me digo. La increíble Habana revolucionaria. Estoy en Cuba. Aspiro con todos los pulmones: aspiro los ruidos, las luces, la Habana entera: aspiro a Fidel. Aquí está, en algún sitio, en alguna de estas luces. Hay una alegría increíble en el imaginario, en sentir que aquí está y que yo estoy también”.

Se encontraba en un balcón del mítico y altísimo -para la época- Hotel Habana Libre, pensando quizá en Jacobo y otros personajes de su próxima novela, Los errores, la cual llevaba un largo rato cavilando, mientras miró el horizonte lejano y narró:

“Habana Libre. Antes era el Habana Hilton; con la revolución no sólo ha ganado en ortografía, sino en humanidad: ahora es libre de contener a centenares de muchachitas guajiras que he visto en el vestíbulo y que se alojan aquí para estudiar costura”.

El Hotel Habana Libre se había convertido en cuartel general de los revolucionarios tras su victoria y en sede de diversos proyectos sociales y culturales que ratificaron su nueva condición de icono de los cambios anunciados por venir.

Desde una de sus habitaciones, Revueltas preparaba sus charlas sobre literatura y cine, que departía en misiones culturales auspiciadas por el Instituto Cubano del Arte e Industria Cinematográficos, referente del despertar artístico y cultural promovido por el nuevo régimen que fundó esta dependencia, tan solo unos días después que la nueva ola verde olivo asumió el poder. 

Pero la labor de Pepe Revueltas no sólo fue en aulas, su contribución también se dio como miliciano, a sus 47 años, siendo un escritor ya muy encaminado a la consagración en México con las novelas Los muros de agua (1941), El luto humano (1943) y Los días terrenales (1949); un sobreviviente a diversas prisiones, movimientos políticos, purgas partidistas y además guionista de cine; todavía se dio el tiempo necesario para portar un fusil Springfield como parte de los pelotones que resguardaban la atesorada revolución en las calles contiguas al Malecón. 

La noche del 17 de julio en la víspera del aniversario del movimiento del 26 de julio de 1953 -semilla de los sueños de liberación cubana-, mientras organizaba su plan por unidades temáticas para el taller cinematográfico y se ilusionaba con los avances de la campaña de alfabetización, escribió:

“Otra de esas bellas tempestades en el marco de mi ventana. Un sombrío mar de acero bajo el agresivo nubarrón. A lo lejos, el horizonte blanco, despejado y poco a poco invadido por el cielo gris, donde El Morro, La Habana del este y la Habana vieja han desaparecido. Luego, el aplastamiento total del mundo. La nada”.

  • Revueltas y el Che

Durante su estancia en Cuba, el escritor reflexionó sobre su última expulsión del Partido Comunista Mexicano -donde fue acusado de “revisionista” por sus posturas críticas- y en su calidad de militante del proyecto que fundó junto con otros amigos de escisiones: La Liga Leninista Espartaco; acudió al llamado de la gesta caribeña, que en principio se vislumbró también como un proyecto independiente del comunismo predicado desde Moscú.

Mantuvo José Revueltas encuentros y desencuentros teóricos con varios y variados militantes de la revolución cubana, pero en alguna de las actividades a las que eran invitados los extranjeros que acudieron a hacer patente en la acción su solidaridad con la revolución, conoció a Ernesto ‘Che’ Guevara.

En sus notas escribió:

“Asisto a la inauguración de las conferencias de planificación (23 de junio) que corresponde abrir al Che Guevara. Le profeso una admiración y cariño extraordinarios. No hay ninguna fingida modestia en su forma de comparecer ante la masa que lo aplaude casi con delirio. Se diría que quiere sustraerse, que le angustia ser objeto de tal admiración. Tiene un fuego por dentro, un fuego constante y vivo, que brota a lo cálido de sus ojos, llenos de humanidad, de pasión, de una voluntad ya desde hace mucho tiempo atrás decidida y que no será capaz de doblegarse, firme, pertinaz, devota”.

Son el Che y Fidel los que cargaban sobre sus hombros el proyecto trasformador que dio luz a la ruta de los revolucionarios de América Latina. La economía del nuevo régimen comenzó a observar dificultades, el cultivo de caña era la única fuente real de subsistencia a gran escala.

El Che improvisó proyectos productivos desde el ministerio de industrias. Pero ante las adversidades sobrevino la creatividad y el candor de una generación de mujeres y hombres que ya siendo libres no se permitirían nunca más, ser colonia de imperios extranjeros.  Dio inicio la racionalización de alimentos, carne, trigo y maíz para que alcanzara para todos, avanzaron las políticas de salud pública universal y de la educación estatal como motor del cambio social.

Revueltas fue testigo del parto del porvenir y escribió:

“La situación debe ser más dura de lo que podamos percibir. Comienza la parte dolorosa que tiene que recorrer toda revolución y en la cual los dirigentes deben cuidarse más que nunca de conservar todo el dominio de sus nervios y una seguridad política a toda prueba. (Ahora hay que permanecer más que nunca firmes junto a Cuba)”.

  • Las bellas tempestades de Revueltas

No hay revolución sin amor. En su diario refirió primero haber conocido a una compañera menor que él, con quien no fructificó una relación; sin embargo, justo cuando más viñetas poéticas escribía sobre su vista panorámica del mar, sus noches, los barcos que se pierden y las tempestades, conoció a Omega, con quien habría de andar feliz los caminos del amor y la revolución. De ese instante, lo acompañarían ya para siempre las tempestades y relámpagos de agosto.

El 22 de septiembre de 1961 a las 3:10 am Revueltas anotó: “Debo poner en orden mis notas a partir del 27 de agosto, precisamente en que Omega y yo entablamos relaciones. Dio la casualidad que yo había interrumpido mis actividades del taller cinematográfico y del curso de marxismo, en espera de una reorganización del ICAIC con motivo de Alfredo Guevara de Moscú. Hemos dispuesto, pues, Omega y yo, de tiempo (para nuestro romance). Ella es una muchachita llena de talento y de un egoísmo que no parece tener límites (escribiré más). Acaso –y sin el acaso- muy joven para mí, aunque a ella no le importa nada en absoluto de nada mientras se sienta feliz”.

Revueltas pensó en establecerse en Cuba, pero quizá se impuso su voluntad por vivir en México, su patria, a la que regresó para vivir la década de sueños que concluyó con el 68 de Tlatelolco.

El 10 de noviembre dictó su última conferencia en Cuba sobre “El materialismo dialéctico y los problemas de la expresión estética”. No dejó en adelante de escribir poemas y cartas a Omega, con quien habría de tener una pequeña niña.

El 22 julio de 1962 desde la Ciudad de México, José Revueltas escribió a Omega:

“He recibido tus últimas cartas, que, por cierto, después del nacimiento de la hija, has escrito con mucha mayor frecuencia y optimismo y que a mí me han llenado de alegría. ¿Por qué siempre pides excusas para referirte a cuestiones y sentimientos personales? ¿Es que acaso piensas que los revolucionarios no debemos ocuparnos del amor, de los hijos y de algunas “pequeñas cosas” que, no obstante, son muy grandes y significativas para la vida? ¡Deja eso para los sectarios incorregibles, para los que han perdido el alma! No; la revolución es transformar la sociedad y establecer la justicia: pero no vamos a crear un sistema sin alma, un sistema muerto”.

  • Pequeña camaradita

El miércoles 19 de noviembre de 2014 en el centenario del natalicio de Revueltas, el diario La Jornada publicó una entrevista de Rosa Miriam Elizalde a Moura Revueltas Agüero, la hija de Pepe y Omega, fechada en La Habana, el 18 de noviembre.

La crónica refirió que, si era niño el hijo de Revueltas le pondrían por nombre Vladimiro, pero de las cartas con Omega Agüero o la pequeña camaradita (como la llama Revueltas), el escritor conmovido supo que finalmente nació una niña el 7 de julio de 1962. Sugirió ponerle a la niña el nombre de Julia por el 26 de julio, y también propuso nombres de diosas mexicanas (Mectancihuatl, Tonacacihuatl, Tetoínan, Toci, Cihuacóatl, Xochoquetzal, Meztli, Citlali, Xóchitl…). Después supo, la niña se llamó Moura.

En la entrevista a La Jornada Moura narró: “Mi madre siguió adelante, dio clases de inglés, escribió dos libros de cuentos, se vinculó al teatro… Yo crecí en Minas con mis abuelos y escuchando hablar con adoración de mi padre, que quedó ligado a mi madre para siempre porque yo existía y buscó modos para escribir continuamente y saber de mí. Sabíamos que entraba y salía de la cárcel continuamente, que era perseguido por sus ideas políticas. Él no estaba físicamente y yo tenía muchas ilusiones de que él conociera mi pueblo, mi casa, mi perro, pero nunca dejé de sentirlo a mi lado”.

Después la entrevistadora reseñó: “un día Moura vio por casualidad en la televisión una vieja película de 1952, dirigida por Roberto Gavaldón. El rebozo de Soledad, con Revueltas como coguionista. La trama cuenta el dilema de un joven médico que, ante la decisión de entregarse a una vida llena de comodidades o atender a quienes más lo necesitan, en el campo, se decide por esto último”.

Finalmente Moura recordó: “Es exactamente lo que yo hice. Me formé con la idea de la medicina con un enfoque social y de amor por la gente. Por eso a veces creo que la genética es una ciencia exacta y que mi padre habría estado orgulloso de mí… No tienes idea de cuánto lloré esa noche, allí sola, frente al televisor.”

Síguelo en:

Twitter: @renegonzalez12

COLUMNA ANTERIOR: Infinitas noches de punk-rock

Related Articles

En Matamoros se vuelca autobús de FRENAA; reportan 21 heridos y un fallecido

Una persona murió y 21 más sufrieron lesiones durante la volcadura de un autobús que transportaba a integrantes del Frente Unido contra Andrés Manuel López Obrador (FRENAAA) en la carretera Victoria-Matamoros.

La OMS alerta que países de Europa no crearon infraestructura de salud en verano

David Nabarro, asesor especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), teme el inicio de una tercera ola de COVID-19 a principios de 2021 en Europa si los gobiernos del continente continúan repitiendo sus acciones para enfrentar la enfermedad, informa la agencia Reuters.

AMLO pide a G20 no cobrar a países pobres deudas y darles créditos baratos

“Espero que seamos capaces de dejar en la Historia un ejemplo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria mundial y a una grave crisis económica mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal”,

Stay Connected

20,829FansMe gusta
2,429SeguidoresSeguir
16,800suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Latest Articles

En Matamoros se vuelca autobús de FRENAA; reportan 21 heridos y un fallecido

Una persona murió y 21 más sufrieron lesiones durante la volcadura de un autobús que transportaba a integrantes del Frente Unido contra Andrés Manuel López Obrador (FRENAAA) en la carretera Victoria-Matamoros.

La OMS alerta que países de Europa no crearon infraestructura de salud en verano

David Nabarro, asesor especial de la Organización Mundial de la Salud (OMS), teme el inicio de una tercera ola de COVID-19 a principios de 2021 en Europa si los gobiernos del continente continúan repitiendo sus acciones para enfrentar la enfermedad, informa la agencia Reuters.

AMLO pide a G20 no cobrar a países pobres deudas y darles créditos baratos

“Espero que seamos capaces de dejar en la Historia un ejemplo de cómo hacer frente a una amenaza sanitaria mundial y a una grave crisis económica mediante la aplicación del principio de la fraternidad universal”,

“Estamos hartos del COVID-19, pero no podemos bajar la guardia”: Claudia Sheinbaum a jóvenes

Claudia Sheinbaum, exhortó a los jóvenes para que eviten las reuniones y no bajar la guardia ante la pandemia.

Denuncia el PAN a Gobierno Federal por “negligencia criminal” y mal manejo de la pandemia

El PAN exigió a la Fiscalía investigar de manera profunda las medidas aplicadas por la administración federal para contener la propagación del coronavirus.