33 C
Mexico
miércoles, abril 14, 2021

Elecciones y lecciones

Por: Filipo Ocádiz 

Hay muchos factores que intervienen en una elección. Por principio de cuentas está el partido, que impulsa y tiene la voz cantante. También es el que pone los principios y la guía que han de seguir los candidatos, que son el segundo eslabón de la cadena. Ellos tienen la responsabilidad de representar tanto al partido como a los ciudadanos que se interesan en sus propuestas. También cabe resaltar que los candidatos tienen su propia agenda que, en el ideal, debe estar construida en conjunto con los electores a los que trata de llegar y que vayan de acuerdo a los principios que representa el partido.

Los ciudadanos son la parte más viva de todo el proceso, pues es a quienes se les debe convencer no solo de las propuestas, también de ejercer el voto a favor del candidato que mejor los represente. Por último, aunque por desgracia no menos importante, están las autoridades electorales, que en un mundo ideal son quienes deben vigilar que las elecciones se lleven a cabo en normalidad democrática y sin favoritismo o presiones de ningún tipo, coadyuvar a que la ciudadanía ejerza su voto con libertad.

Todos estos ingredientes han estado muy ausentes en el México de nuestros días y de los días pasados. No hace mucho tiempo, un solo partido gobernó con mano dura nuestro país por casi un siglo. Aquello dejó una marca tan profunda que todo nuestro sistema electoral se basa en la desconfianza que fue alimentada por gobiernos que no quieren perder el poder que significa controlar el presupuesto. Ochenta años de traiciones entre ellos mismos y de ellos con el pueblo nos han llevado a desconfiar hasta de nuestra propia sombra. Aunado a lo anterior, la tan anhelada transición a la democracia que debía llegar con el inicio del nuevo milenio no fue otra cosa que más de lo mismo e incluso peor.

La pax narca se rompió y como siempre el pueblo fue el que pagó el pato. El panismo no fue ningún cambio y solo terminó peor y más repudiado. Para acrecentar el problema, tenemos pocos, realmente muy pocos ejemplos de buenos gobiernos e incluso legisladores o para el caso de cualquier autoridad electa. Muy poco para poder hacer una valoración de lo que realmente queremos. Sabemos que el gobierno de la República, hoy es distinto a lo que había antes y los logros están a la vista de todos. Pero una cosa es tener a un gobierno honesto y ocupado en abatir la pobreza y la violencia, y otra muy diferente es que eso impacte realmente en la convicción democrática en los ciudadanos de a pie. Si todo dependiera del gobierno de la 4T otro gallo cantaría.

Si un partido político no tiene orden en sus filas, si cada quien hace lo que puede sin un rumbo concreto, es muy previsible que las estructuras anquilosadas hagan de las suyas en cualquier momento y que los candidatos no sean el ideal a votar. También puede ocurrir que factores externos como en el caso de Morena, embebido en pugnas internas, donde no se ha podido construir un partido que esté acorde a los nuevos tiempos y haya dejado que las elecciones se dieran como se pudiera. Cada cual a rascarse con sus propias uñas.

Buscar culpables en estás situaciones es muy fácil y desacredita cualquier otro esfuerzo. Siempre habrá a dónde apuntar un dedo flamígero, que será el destinatario de todas las frustraciones. Si bien es cierto que los partidos políticos son entes controlados por personas, no siempre es correcto apuntar a un lugar u otro para encontrar al gran malvado del cuento. En realidad pudimos haber fallado todos. Tanto los partidos, todos, que no hicieron ninguna campaña para invitar al voto, como las autoridades electorales que se empeñaron en llevar a cabo una elección cuando las condiciones para ello no estaban dadas, como los propios miembros de los partidos, los militantes, que tampoco vieron la oportunidad de hacer algo más. Muchos pasmados, pocos, muy pocos trabajando.

Si algo debe quedar como lección después de esto, es que no hay un gran perdedor. Las cosas no han cambiado del todo y que para llegar a una normalidad democrática nos falta mucho trecho. Debemos ser capaces de ejercer nuestra ciudadanía independientemente de si los candidatos me gustan o no. Hacer de tripas corazón y dejar el descanso del domingo para salir y participar. Todos tenemos la responsabilidad de votar, es un derecho y una obligación hacerlo, así como exigir autoridades electorales capaces y realmente democráticas, sin inclinaciones partidistas. Que los conflictos en los partidos sean en primera instancia resueltos dentro de los mismos. No tener miedo de las diferencias de opinión o posturas. La democracia se construye desde el disenso, no del consenso. Las luchas siempre se van a dar en un contexto donde el poder está en juego.

La lucha por un país mejor será larga y tortuosa. Muchos años quisimos un cambio y ahora lo tenemos, también hay que pelear por defenderlo. La libertad y la democracia no se dan, se ganan y se conquistan todos los días. No podemos terminar por ser, pues, un sueño que nunca se cumplió. Aunque tampoco existen las derrotas totales, pues mientras haya vida hay esperanza.

Síguelo en twitter:

@FilipoOcadiz

COLUMNA ANTERIOR: No podría ser peor

Related Articles

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

Redes Sociales

8,324FansMe gusta
72,395SeguidoresSeguir
44,800suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Ultimos Artículos

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

ABORTO LEGAL, UN DERECHO FUNDAMENTAL DE TODAS LAS MUJERES.

Los abortos clandestinos son la cuarta causa de muerte materna en nuestro país. En datos del Centro de Derechos Reproductivos.

Motivación: combustible para el desarrollo social

Observar a alguien con destreza es inspirador. Así se contagia la motivación, haciendo lo que se ama.