33 C
Mexico
miércoles, abril 14, 2021

Doctor José Manuel Mireles, el rebelde.

Por: René González

Una más de las herencias negras del sexenio de Felipe Calderón fue la descomposición social que quedó plenamente establecida en su propio estado natal, Michoacán. La tristemente célebre “guerra contra el narcotráfico” que ahí inició en 2006, tuvo varios saldos trágicos en muertos, desaparecidos y desplazados  por la violencia, principalmente en las regiones de la Costa, la Meseta Purépecha y la Tierra Caliente.

Sin embargo, desde el sexenio de Vicente Fox la mayor parte de los medios de comunicación callaron ante el drama de pueblos y comunidades michoacanas asolados por diferentes grupos armados, que diversificaron sus actividades delictivas, pasando de la siembra y control de las rutas para distribución de enervantes, a la tala de bosques, el despojo de tierras para el cultivo de aguacate y limón, el cobro por “derecho de piso”, hasta llegar al secuestro y la desaparición.

Hoy sabemos cómo es que esas autoridades estatales y federales estuvieron siempre coludidas con fracciones o grupos de los mismos criminales a quienes en público declaraban perseguir, en ese entonces. Ante cualquier intento de crítica a la versión triunfante de una “guerra que se iba ganando” a un enemigo interno que fácilmente se esfumaba o cambiaba de rostro, la misma respuesta oficial era la persecución y la muerte.

Es necesario recrear el contexto histórico en que hace 7 años se dio a conocer el Consejo General de Autodefensas y Comunitarios, organización que llegó a aglutinar a los diferentes grupos de autodefensas y rondas comunitarias en Michoacán, para dimensionar la figura del Doctor José Manuel Mireles Valverde.

El “Doctor Mireles” como lo conocieron en su natal Tepalcatepec, fue la cara más visible de aquella sublevación popular que en 2013 decidió tomar las armas para enfrentarse a los grupos delictivos que venían asolando los pueblos de Michoacán en complicidad con los cuerpos de seguridad y autoridades de todos los niveles de gobierno. Este movimiento de liberación como él mismo lo definió, fue una sacudida a la conciencia de toda la sociedad mexicana que apenas íbamos asumiendo los estragos de una decisión política por parte de un usurpador en busca de legitimidad, cuando aún se regateaba las cifras de muertos y desaparecidos, y que comenzábamos azorados un sexenio marcado por un nuevo fraude y el regreso del PRI.

El levantamiento michoacano se conoció en todo el mundo y fue imposible para el gobierno mexicano negar su existencia, por lo que se trató de que no cundiera su ejemplo como ruta para los movimientos de todo el país: ya no solo se trataba de denunciar la guerra contra los pueblos, sino de  apelar al derecho a defender la propia integridad de la población a la que el Estado había renunciado. El Gobierno Federal de Peña Nieto tuvo que asumir por la vía de los hechos un conflicto armado interno que no encuadraba en la explicación de meros conflictos entre cárteles de la drogas.

Los calificativos para Mireles y las autodefensas rápido cayeron como sentencias: alzados, delincuentes, forajidos, violentos, ilegales y narcotraficantes. Pero en el discurso que el doctor Mireles supo estructurar dando a conocer los motivos profundos de la decisión de tomar las armas y enfrentar por sus propios medios a la delincuencia, estaba la apelación a la soberanía popular, pues siguiendo el ejemplo de la guardia indígena en Cherán, que ya había establecido una policía comunitaria, las comunidades ganaderas y campesinas tenían el derecho a ejercer la autodefensa y organizar su propia protección frente a la incapacidad de las instituciones del Estado.

El aporte de Mireles fue clarificar el trasfondo político, en medio de un conflicto armado, tanto para los propios actores de las autodefensas y los pueblos que padecían la violencia, como para toda la sociedad mexicana acostumbrada por los medios de comunicación hegemónicos a tratar los temas de seguridad pública, tan solo como pugnas entre carteles, es decir, un asunto de policías y ladrones, donde a lo más se llegaba a contabilizar a los ejecutados. La crítica política al contubernio  entre  gobernantes, cuerpos de seguridad y grupos delictivos locales y transnacionales, fue un elemento que imposibilitó que fuera cooptado por estos mismos intereses. El trabajo de concientización visitando pueblos, que emprendió antes y durante el levantamiento de las autodefensas michoacanas, sirvió para volver a distinguir que la justicia y la ley la mayor parte del tiempo no son lo mismo, por lo que es necesario terminar reivindicando a la primera, cuando las leyes justifican la opresión.

La figura del Doctor Mireles ha de ser reivindicada como uno de los rebeldes más  congruentes que ha construido la historia y la lucha popular.

Al inicio de la Pandemia del Covid tuvimos la oportunidad de entregarle el libro sobre su paisano -el general revolucionario michoacano del cardenismo-, escrito por la Dra. Anna Ribera Carbó: “Francisco J. Múgica, el presidente que no tuvimos”. Era una manera modesta pero sincera de enviarle el mensaje a Mireles que él significaba un continuador de las mejores luchas y a su vez realizarle un homenaje; porque el Doctor era uno de los personajes que representaban la posibilidad de radicalizar, es decir, de ir a la solución de raíz en los problemas nacionales, en el proceso histórico de la Cuarta Transformación de México.

Mireles vive, la lucha sigue.

Síguelo en:

Twitter: @renegonzalez12

Related Articles

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Redes Sociales

8,324FansMe gusta
72,395SeguidoresSeguir
44,800suscriptoresSuscribirte
- Advertisement -

Ultimos Artículos

¿Quién es Carmen Lilia Canturosas y que relación tiene con su hermano prófugo?

Ella es la diputada Carmen Lilia Canturosas, quien organizó fiesta en plena pandemia y amenazó a un periodista por publicarlo

Decretan toque de queda en Washington tras protestas en el Capitolio

Muriel Bowser, la alcaldesa de Washington decretó este miércoles un toque de queda en toda la ciudad tras la toma del Capitolio por partidarios...

2021 el año de la esperanza

Me gustaría comenzar explicando porqué considero, junto a muchos otros colegas, a este año 2021 como el de la esperanza.

ABORTO LEGAL, UN DERECHO FUNDAMENTAL DE TODAS LAS MUJERES.

Los abortos clandestinos son la cuarta causa de muerte materna en nuestro país. En datos del Centro de Derechos Reproductivos.

Motivación: combustible para el desarrollo social

Observar a alguien con destreza es inspirador. Así se contagia la motivación, haciendo lo que se ama.